¿Qué enfermedades mentales existen?

 

La mente humana es un complejo conjunto de facultades que incluyen la conformación de procesos de pensamiento, memoria, consciencia, razonamiento y la dirección organizada de procesos vitales como la respiración, los latidos cardíacos y el habla, entre otros.

En ese sentido, cuando su normal funcionamiento se ve alterado se puede estar ante la presencia de enfermedades mentales, las cuales se pueden definir como aquellas que alteran el funcionamiento del cerebro, afectando el estado de ánimo y las capacidades intelectuales de las personas. Asimismo, estas pueden presentarse en forma de episodios o de manera permanente, por ello, es fundamental hacer un seguimiento profesional al paciente para poder realizar un diagnóstico adecuado y poder aplicar los tratamientos precisos que logren minimizar los efectos de la enfermedad o eliminar los síntomas por completo, a fin de que la persona pueda recuperarse totalmente, evitando así el deterioro gradual de sus capacidades.

Asimismo, hay que resaltar que, el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de enfermedades mentales así como sus causas y prevención son objeto de estudio de la psiquiatría, una rama de la medicina, la cual busca además determinar las causas de estas patologías, bien sean de origen orgánico o funcional o de origen no orgánico como por ejemplo los trastornos mentales que se originan por un entorno social inadecuado.

Actualmente, existen diferentes tipos de enfermedades mentales de acuerdo a diferentes estándares de clasificación, la más común es la propuesta por la CIE (Clasificación Internacional de Enfermedades) revisada y aceptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que agrupa a estas enfermedades en 10 categorías principales que son:

F0: Orgánicos, incluidos los trastornos sintomáticos, mentales.

F1: Trastornos mentales y de comportamiento causados por el uso de sustancias psicoactivas.

F2: Trastornos de esquizofrenia, esquizotípico y delirios.

F3: Trastornos del humor (afectivos).

F4: Trastornos neuróticos, somatomorfos y relacionados con el estrés.

F5: Síndromes del comportamiento asociados con alteraciones fisiológicas y factores físicos.

F6: Trastornos de personalidad y de comportamiento en personas adultas.

F7: Retraso mental.

F8: Trastorno del desarrollo psicológico.

F9: Trastornos conductuales y emocionales con inicio en la infancia y adolescencia.

F10: Incluye un grupo de trastornos mentales no especificados

Esta clasificación es la más utilizada por los psiquiatras en diferentes países, sin embargo, hay muchas otras clasificaciones como la de la Asociación Americana de Psiquiatría que considera que existen más de 250 tipos de enfermedades mentales entre las que se mencionan el retraso mental, el síndrome deficitario de atención, delirio, amnesia, trastornos psicóticos como la demencia, trastornos disociativos, de personalidad, del sueño, alimentarios, de adaptación, de identidad, de género, entre otras, las cuales se agrupan en cinco ejes principales.

Además de estas, existen otras clasificaciones como las propuestas por la Sociedad China de Trastornos Mentales y La Guía Latinoamericana para el Diagnóstico Psiquiátrico. Todas estas buscan agrupar las enfermedades mentales de acuerdo a su origen, síntomas y tipos a fin de intentar ofrecer los tratamientos más precisos que conlleven a la sanación del paciente.

Lo más importante ante una enfermedad mental es, el diagnóstico temprano y el seguimiento profesional, además del apoyo de las familias y/o grupos sociales en el que se encuentre la persona para que pueda superar su condición y llevar una vida social adecuada a través del mejoramiento de su calidad de vida y lograr, por ende, una expectativa de vida más larga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *