Los mejores portatiles para programadores | codigo

Consíguete el notebook más potente que puedas adquirir: Si debes seleccionar un notebook para trabajar, examina concienzudamente sus particularidades y asimismo invierte si puedes aquellas que tengan más potencia salvaje. Mejor un i7, que un i5 que un i3.

Recuerda que hay alteraciones de i7 con lo que debes examinar en detalle, la frecuencia de reloj, el caché, etcétera

Si buscas un portatil para programadores te invito a que le eches una ojeada esta lista.

 

Muchos adquieren un notebook pensando que le van a dar un fin específico y que no requiere mucha potencia. Entonces se pasan preguntando porqué el procesador o los procesadores siempre y en todo momento y en todo instante están al 100 por ciento , y porqué las aplicaciones están ‘congeladas’ al paso que el antivirus en background te come recursos, escuchas un tema musical, ves un vídeo en Youtube en el navegador que abriste veinte ventanas, y lanzaste una compilación de ese proyecto mega gigante para un cliente.

Por otra parte, cualquier herramienta de desarrollo proseguirá evolucionando y siempre y en todo momento y en toda circunstancia demandarán poco a poco más y más a tu equipo, con lo que es una carrera que con el tiempo aumenta las demandas del equipo de forma continua.

Memoria : Cuanta más mejor, mira asimismo que se pueda ampliar . Un notebook con 4GB de Ram es un chiste, salvo que estés desarrollando con un editor de texto rutinas en assembler y modo DOS. Conforme comiences a instalar software en tu notebook, estos comenzarán a tomar poco a poco más y más recursos, hasta el instante en que tu notebook se vuelva una carreta. Te acordarás de ello cuando abras tu navegador y levantes 6 o 7 páginas con referencias a Node.js, tutoriales , PHP, C# , y Stack Overflow donde estarás examinando el último fallo que lograste al compilar tu aplicación. Mi recomendación actual es un mínimo de 8GB (12GB o 16GB/32GB mejor)

Pantalla: Tengo dos notebooks uno de ciento treinta y cinco pulgadas y otro de 14″. Tengo la impresión personal que 14 pulgadas es el tamaño mínimo admisible para un desarrollador, debido que desde las 13 con 3 pulgadas, los fonts se aprecian más pequeños. Es claro que se puede ampliar la letra, pero entonces, se aprovecha menos espacio. Es cuestión de gustos y de fatiga visual.

Por otra parte, recomendaría que las pantallas sean cuando menos full HD (1920x1080) que es una medida que se ha vuelto bastante estándar en el mercado. No tengo pantallas de resoluciones mayores, con lo que no puedo pronunciarme al respecto.

Pantallas auxiliares: si, por favor. Evita adquirir un notebook que carezca de HDMI. Esto desearía decir que el notebook es viejo o carece de recursos. Ten a mano una pantalla auxiliar (con entrada HDMI preferiblemente, o que puedas amoldarlo) de manera que puedas extender tu escritorio a otra pantalla. El trabajar con 2 pantallas va a acrecentar tu productividad enormemente. Por otra parte, puedes conectar tu notebook a pantallas grandes (de más de 40″) para hacer presentaciones o ver películas. Lleva contigo un cable HDMI. Te será útil. Determinados ultraportables emplean un micro-HDMI, en un caso de este modo deberás tener un cable con adaptador recomendable.


Discos duros: Lo primero es que sean rápidos, es por esta razón que deben ser de estado sólido . En mi experiencia, es preferible un disco de 256GB de estado sólido a un disco mecánico de 1TB. La velocidad de acceso, transferencia y costo relativo es una balanza que se inclina cara los discos de estado sólido. Si te preocupa mucho el espacio libre, considera un disco portable y aprovechar al máximo los servicios en la nube, dentro de lo posible.

En nuestros días es extraño que desarrolles aplicaciones que no estén basadas en github, Bitbucket o Google Drive , Dropbox , Amazon o Azure. Conque los proyectos tienen un buen nivel de redundancia. Si el equipo se rompe o le sucede algo lamentable el software de desarrollo está replicado en otros equipos, al paso que el desarrollo se encuentra en algún servicio en la nube. Esto lo pude comprobar de la peor forma en el instante en que me robaron mi notebook un par de años atrás. Para el ladrón el acceso al mismo mismo quedó bloqueado a través de una cortina de claves, y pude reiniciar el desarrollo de forma inmediata en otro de mis equipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *